OPINIÓN/DENUNCIA: NOR, SE NOS HA IDO, ha fallecido víctima de los petardos de NOCHEVIEJA

La pasada NOCHEVIEJA, en una perrera que la asociación protectora ocho vidas tiene en la localidad de LOGROÑO, uno de sus perros acogidos, ha fallecido por causa de los petardos lanzados durante la noche hasta bien entrada la madrugada (sobre las 4 ). El resto de los perros bien, pero muy nerviosos.

La siguiente noticia me da pie a pensar en tantos mermados intelectuales que disfrutan abusando de la pirotecnia noche tras noche, semana tras semana, con la excusa de celebrar no sólo las navidades sino cualquier evento deportivo especialmente el fútbol.

Los fuegos artificiales no se regulan porque no interesa a la industria y los mandamases políticos con su policía a la cabeza no entran en el asunto porque este asunto no trae gloria o réditos políticos. Resulta impensable al parecer, actuar sobre la gente por lo menos hasta un mínimo, para evitar males mayores y es que nosotros los humanos continuamos a veces siendo muy primarios, por no decir primates.

De nada sirven que los veterinarios y las protectoras, adviertan cada Navidad de que los petardos suponen para los perros, lo equivalente a un ataque de ansiedad o de pánico para un ser humano y que cada año haya alguna víctima. El mensaje desde la casa consistorial sería que es posible aunar la celebración con el respeto no sólo al animal sino a las personas, buscándose lugares, momentos y tiempo para desfogue de algunos y sacar alguna normativa complementaria.

Este comentario no es ni una sandez ni baladí, ni al que lo escribe le ha dado un aire, simple y llanamente, la verdad o realidad desnuda nos dice que tirar desaforadamente petardos de todos los calibres produce efectos adversos y a veces graves en los ancianos, los enfermos del corazón, los bebés y hasta en época de cría de aves cuando muchos polluelos mueren dentro del huevo por los petardos. Apelar a la tradición es una excusa barata y es que seguimos carentes de EMPATÍA.

Nadie lo quiere decir o saber, pero está prohibido lanzar petardos en la calle. Tirarlos en cualquier época del año en la vía pública puede salir caro, ya que, la ley prohíbe el uso de petardos, SALVO CON AUTORIZACION, pudiendo ser considerado falta leve o, si causa daños y ALARMA (aquí nos aferramos), una infracción grave.  En función de lo que se tire, si es un petardo pequeño puede ser leve, pero si causa daños (buzones, plantas, papeleras, tubos de escape de coches, etcétera) y alarma puede ser infracción grave. No debemos confundirnos, una cosa es un trueno y otra una traca y otra un cohete.  La normativa es verdad que se contradice pero hasta cierto punto.  La contradicción está en que se puede vender a mayores de 18 años pero no está autorizado explotarlos en la vía pública salvo que tengan una autorización municipal y a la policía local le es difícil pillarlos in fraganti.  También se afirma que no es fácil conseguir ese permiso municipal. 

 

Las asociaciones de AUTISTAS que no paran de denunciar, a los que tienen personas dependientes en sus casas, a los que padecen del corazón, tienen bebés, mascotas o simplemente enfermos crónicos. 

JCRR, vecino de la urbanización La Raya del Palancar

Esta entrada fue publicada en Denuncias el 2 de Enero de 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>